CUAN PEQUEÑO SERÍA DIOS SI DESPUÉS DE HABER CREADO ESTE INMENSO UNIVERSO POBLARA EN EL ÚNICAMENTE AL DIMINUTO PLANETA TIERRA.

 ESE NO ES EL DIOS QUE YO CONOZCO.

Papa JUAN XXIII

 

 

 

PAPA JUAN XXIII  [ 1881 - 1963 ]

 

Juan XXIII ha sido considerado uno de los Papas más queridos de la Iglesia, este místico y pensador dejó un legado profético sobre el futuro de la humanidad dentro de los cuales se refirió clara y contundentemente a otros hijos de Dios, los cuales llegarían a tierra. Dice el Papa: Habrá signos cada vez mas numerosos, las luces en el cielo serán rojizas, azules y verdosas, serán veloces y aumentarán... alguien viene de lejos, quiere conocer a los hombres de la tierra. Ya ha habido encuentros, pero quien vio realmente guardó silencio...  [Diario de un Alma]

 

MARÍA VALTORTA [1897 - 1961]

 

Cristo mismo le reveló sobre la pluralidad de muchos planetas y lunas habitados, pues le dijo en cierta ocasión:

"¡Sería un Dios Creador bien pequeño y limitado si no hubiese creado más mundos habitados que la Tierra! Con un latido de mi querer suscité mundos y más mundos de la nada y los proyecté, como polvillo luminoso, por la inmensidad del firmamento. La Tierra, de la que tan orgullosos y ufanados estáis, no es si no uno de los polvillos, y no el más grande, de los que giran por el infinito. Pero sí el más corrompido. Vidas y más vidas pululan en millones de mundos que son delicia de vuestra vista en las noches serenas y la perfección de Dios os descubrirá las maravillas de esos mundos cuando podáis ver con la vista intelectual del espíritu reunido a Dios". Cf. Revelación del 22 de Agosto de 1943. [Escritos con Aprobaciones Eclesiásticas]

 

SANTO PADRE PÍO [1887 - 1968]

 

Se recoge de las memorias del Santo Padre Pío las respuestas que en su gran simplicidad y su gran sabiduría da en referencia a la vida en otros mundos:

Padre, dicen que en los otros planetas hay también criaturas de Dios." ¿Pues qué? ¿Querrías, que no las hubiera y que la Omnipotencia de Dios se limitase al pequeño planeta Tierra? ¿Querrías que no existieran más criaturas que amen al Señor?

Padre he estado pensando que la Tierra no es nada en comparación con los astros y todos los demás planetas."

Así es. Y nosotros, salidos de la Tierra, no somos nada. Claro que el Señor no habrá restringido Su gloria a este pequeño planeta. En otros, existirán seres que no habrán pecado como nosotros."  [Imprimatur Vicenza, 14.06.74]

 

CONCHITA GONZÁLEZ - vidente de Garabandal [1962]

 

Aquí está el testimonio de Maximina (la tía de Conchita) que oyó decirle a Conchita después de un éxtasis referente a la existencia de gentes en otros planetas o astros: Escribe así, el 20 de diciembre de 1962:

 

Hoy dijo (Conchita), que ya no habría nada más que otros tres Papas. Traía un diálogo con la Virgen, se veía que precioso. Dijo también, no recuerdo en qué planetas o astros, que había gente; me parece que dijo en dos...

 

 

 

 

DECLARACIONES DE UN TEÓLOGO DEL VATICANO, MONSEÑOR CORRADO BALDUCCI:

EL CONTACTO CON SERES DE OTROS PLANETAS ES VERDADERO.

 

 

 

Monseñor Corrado Balducci, (fallecido en 2009) un miembro teológico de la Curia Vaticana, y del cuerpo administrativo, además especialmente íntimo en sus funciones al Santo Papa, visitó cinco veces la televisión italiana, para manifestar de forma contundente que el "contacto con seres extraterrestres" es un fenómeno auténtico y genuino. Balducci se detuvo a considerar un análisis de los extraterrestres en el cual él considera que hay congruencia de todo aquello con respecto a la doctrina de la teología de la Iglesia católica.

Monseñor Balducci hace hincapié en que los encuentros con extraterrestres "No son demoníacos, ellos no se deben a debilidades patológicas de orden psicológico, tampoco son un caso de entidad perturbadora, sino que más bien se trata de encuentros dignos de ser estudiados cuidadosamente".

 

Teniendo en cuenta que Monseñor Balducci es un experto demonólogo y consultor para el Vaticano, y tanto más teniendo en cuenta que la Iglesia Católica históricamente ha satanizado muchos nuevos fenómenos que eran pobre y dogmáticamente mal comprendidos, sus declaraciones según las cuales la Iglesia no censura ni condena estos encuentros es un hecho verdaderamente asombroso.


Balducci reveló a un visitante americano, profesional en su oficio, que el Vaticano está siguiendo este fenómeno de forma seria y con silenciosa cautela. Originalmente mi informante conjeturó que el Vaticano está recibiendo mucha información, desde sus Nunciaturas o embajadas en varios países, acerca de los extraterrestres y sus contactos con seres humanos. Pero posteriores informaciones revelaron que Monseñor ha conseguido sus "casos" sobre extraterrestres a partir de otras fuentes.

 

Monseñor Balducci es miembro de un grupo que actúa en su conjunto en tanto que consultor y consejero para el Vaticano en varios asuntos concernientes a humanos en posible contacto con seres sobrenaturales. Por eso mismo, el asunto de los encuentros extraterrestres es tema subyacente a lo interno de los intereses de aquel grupo, así como la significación espiritual de la hasta ahora comprensión general, que está emergiendo, del contacto y del contactado extraterrestre. Información paralela del científico y doctor Michael Wolf, del Consejo de Seguridad Nacional, quien es miembro del subcomité SSG del NSC para la dirección de investigación del fenómeno OVNI, así como también del conocido autor y hombre experto en asuntos del Vaticano, el Padre Malachi Martín, hacen nítidas sugerencias de que el Vaticano se halla preocupado de que tendrá una gran tarea por delante respecto a la actualización doctrinal que deberá efectuar, precisamente cuando el contacto extraterrestre llegue a ser autorizadamente proclamado como un hecho concreto y contundente por los gobiernos del mundo para los próximos años en el tercer milenio.

 

Como detalle notable, desde luego, es de cavilar el que las declaraciones de un alto dignatario de la Curia Vaticana en la televisión nacional italiana, representa técnicamente la primera proclamación hecha por un alto miembro del cuerpo del poder jerárquico eclesial, aunque esté hablando a título personal, en el sentido de que el contacto extraterrestre es genuino y permanece ocurriendo, y que por tanto merece un serio estudio. Por otra parte, Whitley Strieber precisamente acaba de publicar un nuevo libro, "Confirmación", el cual contiene una entrevista con Monseñor Balducci, quien hace allí comentarios adicionales sobre los extraterrestres tan asombrosos como, por ejemplo, el que ellos probablemente son seres de una superior espiritualidad.

 

 

 

 

 

EN LA SIGUIENTE ENTREVISTA MONSEÑOR CORRADO BALDUCCI DA UNA EXPLICACIÓN DESDE EL PUNTO DE VISTA TEOLÓGICO EN REFERENCIA A LA REALIDAD EXTRATERRESTRE Y EL FENÓMENO OVNI.

 

 

 

 

OTRAS DECLARACIONES DE MONSEÑOR CORRADO BALDUCCI

Miembros ilustres de la Iglesia católica, algunos muertos en olor de santidad y canonizados posteriormente, han dejado testimonios a favor de la habitabilidad de otros planetas y la existencia de vida inteligente extraterrestre. A sus voces se ha unido en los últimos años la de monseñor Corrado Balducci, experto demonólogo y prelado del Vaticano cuyos argumentos no dejan indiferente a nadie.

“Los Seres del cosmos no son una invención de la mente humana ni una conjetura, y probablemente están más evolucionados que nosotros.” Con declaraciones de este tipo, más propias de un ufólogo que de un sacerdote católico, el padre Corrado Balducci sigue la estela de otros muchos miembros de la Iglesia católica que se han pronunciado anteriormente a favor de la existencia de vida extraterrestre.


Balducci, conocido por sus libros sobre demonología y exorcismos, fue Padre de la Congregación para la Evangelización del Pueblo y es un teólogo muy respetado en Roma, amigo personal del fallecido papa Juan Pablo II y del papa  Benedicto XVI.


Lo sorprendente es que desde hace unos años es frecuente su participación en congresos y programas sobre ufología. Y en los últimos meses toda la prensa se ha hecho eco de la entrevista que ha concedido para completar un libro del ufólogo Whitley Strieber, “Confirmation”, que trata sobre el fenómeno extraterrestre. En ella Balducci reitera que “dado el gran número de testimonios, la existencia de los extraterrestres no puede seguir negándose (...) Algunas de las historias pueden deberse a un desequilibrio mental (...) o a la confusión con algún tipo de Objeto Volador No Identificado pero terrestre (...) En todo caso, con ello se eliminaría el número de testimonios veraces, pero nunca la duda. En realidad, una posición de escepticismo integral ante la numerosa cantidad de casos es injustificada; es más, a priori parece contraria a la prudencia elemental sugerida por el sentido común”.


MÁS ESPIRITUALES Y EVOLUCIONADOS


Los argumentos de Balducci, que posee una mente analítica y acostumbrada a hablar racionalmente de lo invisible, se apoyan en tres pilares y demuestran que la existencia de seres extraterrestres no es incompatible con las enseñanzas de la Iglesia católica ni con el contenido de la Biblia o del Nuevo Testamento, sino todo lo contrario.


El primer bastión es una antigua frase del poeta latino Lucrecio Caro (98-55a.C.): “Natura non facit saltus” (“La Naturaleza no da saltos”). Curiosamente, Lucrecio es conocido por su De Rerum Natura, obra en la que expone su concepción evolucionista y antiteológica sobre la creación del Universo, los cuerpos y las almas. Pero su frase da pie a Balducci a argumentar que entre los hombres –cuyo espíritu está subordinado a la materia– y los ángeles –que son todo espíritu– es verosímil que existan otros seres con más espíritu y menos materia y cuerpo que nosotros, y que estos seres podrían tener una ciencia, una capacidad natural o una conciencia superiores a las nuestras.


Los otros pilares son el Antiguo y el Nuevo Testamento. Según Balducci, existen varias frases en ambos de las que se desprende la posibilidad de que exista vida extraterrestre. Así, en el salmo 95-11 del Antiguo Testamento se dice “Alégrense los cielos y salte de gozo la tierra”, una invocación que podría hacer referencia a la vida mas alla de este planeta. Y otro verso que parece hablar expresamente de ello es el 1 del salmo 23: “Del Señor es la Tierra y todo cuanto contiene, el Universo y sus habitantes”. ¿Por qué el autor, tras haber citado a la Tierra, recuerda también el Universo y sus habitantes? ¿Acaso no puede tomarse esto como una alusión a la presencia de seres vivos en otros lugares del Cosmos?


Por otra parte, Balducci hace notar que, según expertos exégetas como el padre Arístide Serra, en la palabra “Universo” –que se repite 66 veces en la Biblia– está implícita la presencia de otros mundos habitados. En cuanto al Nuevo Testamento, en el Evangelio de San Juan (10-16) se dice: “También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño y un pastor”. Una alegoría que deja asimismo una puerta abierta a las especulaciones sobre seres distintos a los humanos.


REDENCIÓN DE LOS SERES CÓSMICOS


Tras advertir que la interpretación de estas frases bíblicas podría extender el mensaje de la creación allende las fronteras terrestres sin que ello pusiera en duda la veracidad del texto sagrado, la existencia de SERES inteligentes aún plantea otras dudas razonables para cualquier cristiano, como la finalidad de la redención de Cristo. ¿Es su sacrificio aplicable también a otros habitantes del Universo? Para Balducci está claro que sí. En su carta a los colosenses, cuando habla de la reconciliación por medio de la muerte de Cristo, San Pablo dice de CRISTO que es el centro de la creación: “Por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles (...) Todo fue creado por medio de él y para él (...) Y por él quiso Dios reconciliar todas las cosas (...) restableciendo la paz entre el cielo y la tierra por medio de la sangre que derramó en la cruz” (1, 16-20). Unas afirmaciones de las que Balducci deduce que “Cristo, como Verbo Encarnado, ejerce su influjo sobre todos los planetas habitados”.
Por último, monseñor Balducci recuerda que el último domingo del año litúrgico está dedicado a la Fiesta de Cristo Rey del Universo, y que esta universalidad de su reino, subrayada durante la santa misa de este domingo, puede muy bien ser extensible a otros planetas habitados.



EVANGELIZACIÓN DE LOS EXTRATERRESTRES


Las declaraciones de Balducci dan lugar a todo tipo de conjeturas. En primer lugar, porque sabemos que ningún alto prelado de la Iglesia católica realiza afirmaciones públicas –especialmente sobre cuestiones tan espinosas– si no es con el visto bueno de sus superiores jerárquicos. De lo contrario suele haber un desmentido posterior inmediato o el prelado suele recibir la orden de callarse. Dos reacciones que no se han producido en este caso. Así que cabe preguntarse si el empeño de Balducci en convencernos de la existencia de vida extraterrestre inteligente tiene su origen en alguna estratagema de la Iglesia cuyos fines se nos escapan. En este sentido, hay quien relaciona estas declaraciones con la próxima “desclasificación” del Tercer Secreto de Fátima, nunca revelado oficialmente. Siempre se ha dicho que la Iglesia no ha desvelado su contenido por prudencia. Y las hipótesis apuntan a que bien podría anunciar una III Guerra Mundial o una crisis doctrinal de la Iglesia tan fuerte como las que provocaron las escisiones de la Iglesia ortodoxa y de la protestante. Pero ahora, tras las reiteradas declaraciones realizadas por Balducci en los últimos años, empieza a sospecharse que el tercer misterio podría recoger información sobre vida extraterrestre. Quizá por ello Balducci ha manifestado que su primera pregunta a un extraterrestre sería cuál es su concepto de Dios.


Aunque en todas las entrevistas el prelado se ha apresurado a aclarar que la suya es una investigación personal en la que el Vaticano no tiene nada que ver, también es cierto que algunas de sus declaraciones dejan entrever que en la citada institución existe un comité que estudia los presuntos encuentros con extraterrestres con rigor y seriedad.


En todo caso, no deja de ser curioso que 400 años después de la quema de Giordano Bruno en la hoguera por afirmar que los planetas giran alrededor del Sol se produzca un giro en el seno de la Iglesia, y esta vez de 180 grados, para reconocer que la Tierra no tiene por qué ser el único de los mundos habitados posibles. Aunque, como apunta Balducci, ya otros antes que él así lo sugirieron.

 

 

 

DECLARACIONES DEL INVESTIGADOR ITALIANO PIER GIORGIO CARIA SOBRE LA VISITA EXTRATERRESTRE: "SU EXISTENCIA NO PUEDE SER NEGADA POR MUCHO MÁS TIEMPO, PORQUE HAY DEMASIADAS EVIDENCIAS DE LA EXISTENCIA DE LOS EXTRATERRESTRES Y DISCOS VOLANTES".

 

 

 

Escrito por Pier Giorgio Caria

 

Este discurso podría, quizás, provocar la reacción de alguna persona religiosa que probablemente se escandalizaría al oír hablar de Extraterrestres en la Biblia. Si eso llegara a ocurrir quisiera dejarles en claro que la enseñanza teológica sobre los Ángeles presentados como seres etéreos, de puro espíritu, no es absolutamente plausible precisamente en términos de relato bíblico.

 

En Génesis 18, Abraham invita a los tres hombres que aparecieron de repente delante de él a sentarse a la sombra, les invita a lavarse los pies y les ofrece pan, bebida y comida. Posteriormente, en Génesis 19, dos de ellos se dirigen a Sodoma donde son recibidos por Lot, sobrino de Abraham, y él también les ofrece a los dos hombres un banquete. Luego, como ellos dos no encontraron a ningún justo en la corrupta ciudad la destruyen junto a Gomorra, después de que los sodomitas intentaron violarlos ¿se puede imaginar que personas depravadas intenten abusar sexualmente de seres etéreos? Por lo tanto estamos hablando de personas concretas y dotadas de un terrible poder.

 

Cabe destacar que en Génesis 18 estos seres son presentados como hombres, después, en Génesis 19, los mismos son presentados como Ángeles. Ahora el término ángel viene del griego y significa “mensajero”, por lo tanto los Ángeles son hombres mensajeros, es decir hombres portadores de un mensaje, una enseñanza, de orden superior para llevar al hombre hacia una mayor evolución espiritual. Obviamente no quiero afirmar banalmente que los Ángeles no sean más que hombres simplemente más avanzados tecnológicamente, astronautas procedentes de mundos lejanos del cosmos, sino que se trata de seres de una evolución enormemente superior a la nuestra, procedentes de realidades existentes en planos dimensionales más elevados. De hecho ellos son quienes se llevan a Elías al cielo con el Merkaba, el “carro de fuego”, que lo tomó en carne y hueso, con el cuerpo que indudablemente tiene que ser contenido y recibido en un vehículo concreto.

 

Recuerdo, además, que el propio Cristo afirma que su Reino no es de este mundo (Juan 18,36) y que incluso Nuestro Señor fue ascendido en carne y hueso por una “nube” que lo ocultó a los ojos de los apóstoles y de los discípulos (Hechos 1, 9-11). Nube de la cual dos hombres se asomaron diciendo a los que se quedaron en la Tierra: “Hombres galileos, ¿por qué os quedáis de pie mirando al cielo? Este Jesús, quien fue tomado de vosotros arriba al cielo, vendrá de la misma manera como le habéis visto irse”. Vemos perfectamente que también aquí se habla de hombres y no de Ángeles etéreos. Además de esto, ya desde hace años, la Iglesia Católica ha comenzado un proceso de apertura hacia la temática extraterrestre, considerando que la creencia sobre la existencia de los Extraterrestres no es contraria a la fe católica. Recuerdo que ya en 1998 fue publicada en el periódico “Il Giornale” una entrevista al Monseñor Corrado Balducci en la cual afirmaba, entre otras cosas, que: “En cambio es razonable creer y afirmar que los extraterrestres existen.

 

Su existencia no puede ser negada por mucho más tiempo porque hay demasiadas evidencias de la existencia de los extraterrestres y discos volantes. Hechos como la existencia de los discos volantes indican que los extraterrestres han evolucionado más rápidamente que los seres humanos. Pero aunque se descubriera que los extraterrestres son superiores de algún modo a los humanos, esto no pondría en duda las enseñanzas del Cristianismo. Esto significa que todas las cosas en el universo, incluidos los extraterrestres, son conciliables con Dios”. Y esta es solo una de las numerosas declaraciones realizadas por el Mons. Balducci sobre su férrea certeza de que el fenómeno OVNI es real, es de origen Extraterrestre, pacífico y no agresivo, y teológicamente coherente con la fe católica.

 

Posteriormente en 2005, un exponente de la orden de los jesuitas, Padre Guy Consolmagno, astrónomo de la Specola Vaticana (el Observatorio del Vaticano), un científico que es la mayor autoridad mundial en el estudio de los meteoritos, publicó un pequeño volumen de bolsillo titulado “Intelligent Life in the Universe? Catholic Belief and the Search for Extraterrestrial Intelligent Life” (¿Vida Inteligente en el Universo? Fe Católica y la Búsqueda de Vida Extraterrestre Inteligente) publicado por “Catholic Truth Society” un grupo católico inglés. En este texto el científico afirma creer en los extraterrestres y explica que eso no es una elección incompatible con la fe.  

 

A pesar de que el texto estuviera disponible únicamente en idioma inglés el periódico “La Stampa” publicó una reseña con un artículo del vaticanista Marco Tosatti, titulado “El jesuita astrónomo cree en los extraterrestres”. La siguiente es una de las afirmaciones de Consolmagno presentes en el artículo: “Un Universo sin límites podría incluir otros Planetas con otros seres creados por el mismo Dios de amor. La idea de que haya otras razas y otras inteligencias no es contraria al pensamiento tradicional cristiano”. El mismo Consolmagno en 2007, concedió una nueva entrevista que también hablaba sobre los ET, en la que se encuentran afirmaciones aún más fuertes a nivel teológico. “El estudio del universo es una aventura maravillosa que llena de estupor ante lo que Dios ha creado... No podemos pensar que Dios sea tan limitado como para crear únicamente sobre la Tierra. Y el Universo podría contener perfectamente otros mundos con seres creados por Su mismo Amor. Todos somos criaturas de Dios. Todo sujeto que esté en condiciones de ser consciente de si mismo y de la existencia de los demás y que sea libre de elegir amar o rechazar a los demás, según Santo Tomás de Aquino tendría los rasgos del ánimo humano, es decir ‘hecho a imágen y semejanza de Dios’. Por lo tanto, si los extraterrestres tuvieran estas características de ‘inteligencia’ y ‘libre albedrío’, no sólo serían nuestros hermanos sino que además compartirían con nosotros la misma ‘imagen y semejanza’ con Dios mismo”.

 

De estas afirmaciones al año siguiente se hace eco el nuevo director de la Specola Vaticanal Observatorio del Vaticano, el Padre jesuita José Gabriel Funes, quien realizó declaraciones aún más fuertes que las de Consolmagno, que causaron sensación en todo el mundo.

 

Transcribo uno de los pasajes más interesantes desde el punto de vista teológico y filosófico:

 

“Así como existe una multiplicidad de criaturas en la Tierra, pueden existir otros seres, hasta inteligentes, creados por Dios. Esto no contradice nuestra fe porque no podemos poner límites a la libertad creativa de Dios”. Tomando como ejemplo a San Francisco, si consideramos a las criaturas terrestres como ‘hermano’ o ‘hermana’, ¿por qué no podemos hablar también de un ‘hermano extraterrestre? Sería, en todo caso, parte de la creación”.

 

Pensemos en la parábola de la oveja perdida, que el pastor sale a buscar dejando noventa y nueve en el redil. Consideremos que en este universo hay cien ovejas – que corresponden a distintos tipos de criaturas-, puede ser que nosotros, el género humano, seamos precisamente la oveja perdida, los pecadores que han necesitado el pastor. Dios se hizo hombre en Jesús para salvarnos”. Entonces, si existiesen otros seres inteligentes, es posible que no necesitasen de la redención. Podrían haber permanecido siempre en amistad con su Creador”.

 

Deseo repetir, para ponerla en gran evidencia y comentarla, una de las últimas frases de Padre Gabriel Funes: “Puede ser que nosotros, el género humano, seamos precisamente la oveja perdida, que ha necesitado de Jesús para la salvación”. En ese cuadro, “si existiesen otros seres inteligentes, es posible que no necesitasen de la redención. Podrían haber permanecido siempre en amistad con su Creador”. ¿Pero acaso en la Biblia no se habla de hombres Ángeles? ¿Acaso no son los Ángeles seres puros que al no haber pecado son más cercanos a Dios? Los Ángeles vienen hasta nosotros para traernos un mensaje salvador, son mensajeros de un discurso ético y espiritual de orden superior, para que también nosotros pecadores encontremos la paz, la amistad y la cercanía con el Creador. Entonces vemos bien que poniendo orden nuevamente en nuestros pensamientos, informándonos correctamente sobre los hechos que ocurren, analizando con una mente abierta y fuera de los rígidos y estereotipados dogmas, fruto del fanatismo y de la ignorancia, las informaciones y las afirmaciones de importantes hombres de iglesia, los resultados de las investigaciones serias sobre los OVNIs y lo escrito en la Biblia, se compone un cuadro armónico y coherente que nos conduce a la correcta visión de estos elementos, a conclusiones concordantes en todos sus aspectos que satisfacen plenamente a la ciencia y a la fe. Y aclaramos que hemos analizado solo una pequeña cantidad de las informaciones que hoy están a disposición y que sustentan el resultado que hemos conseguido: los Ángeles de ayer son los Extraterrestres de hoy, con todo lo que ello implica. 

 

 

 

 

LA OPINIÓN DE ALGUNOS SANTOS Y TEÓLOGOS DE LA ANTIGÜEDAD

 

Nicolás de Cusa (1401-1464)


Filósofo y científico, este cardenal fue enviado a Constantinopla para unificar las iglesias de Oriente y Occidente. Se dice que a su regreso, mientras contemplaba el mar, concibió la idea central de su pensamiento: la conciliación de los contrarios en la unidad infinita. Considerado precursor de Copérnico y Kepler, su cosmología es un anticipo de los avances del Renacimiento y la ciencia moderna. Respecto a otros mundos habitados, asegura en su obra La docta ignorancia: “No existe ninguna estrella de la cual estemos autorizados a excluir la existencia de seres, aunque sean totalmente distintos a nosotros”.


Angelo Secchi (1818-1878)


Jesuita, astrónomo y director del Observatorio del Colegio Romano en la Ciudad del Vaticano, elaboró el primer sistema de clasificación de las estrellas según su análisis espectral. En lo que a la vida extraterrestre se refiere, se expresó en estos términos: “Es absurdo considerar los mundos que nos rodean enormes desiertos inhabitados y buscar el significado de nuestro Universo en nuestro pequeño mundo habitado”.


Jacques-Marie Monsabré (1827-1907)

 

Religioso dominico francés, fue apreciado sobre todo por el sólido contenido de sus sermones. La teología de Santo Tomás de Aquino era la base de sus pláticas, que impartió con éxito en las principales ciudades de Bélgica, Italia y Francia para acabar predicando en Notre Dame. Su Exposición del dogma católico, concentrada en 108 conferencias que impartió durante 18 años, compone aún un texto muy apreciado por su oratoria clara y directa. A este coloso del púlpito debe Corrado Balducci uno de sus argumentos, pues Montsabré fue el primero en considerar verosímil la existencia de seres distintos a los ángeles y a los humanos basándose también en la citada frase del poeta Lucrecio: “La Naturaleza no da saltos”.

San Andrea Beltrami (1870-1897)


Místico salesiano, este sacerdote italiano destacó por su piedad, su amor a Cristo y a la Eucaristía y su admirable forma de sobrellevar la desgraciada enfermedad que le aquejó de por vida. Murió de tuberculosis en Turín a los 27 años y fue declarado Venerable en 1966. Se sabe que solía rezar mucho por los posibles habitantes de otros planetas.

 

 

 

MUCHAS EXPRESIONES EN EL ARTE RELIGIOSO DE LA ANTIGÜEDAD

 

Como se puede apreciar en las siguientes imágenes, todas ellas relacionadas con el arte religioso Cristiano, involucran escenas en donde queda de manifiesto la vinculación del hombre con extraños fenómenos aéreos, esto se repite en todas las culturas antiguas, desde oriente a occidente, hindúes,  indios Hopi  en América del Norte y los Mayas en América Central por citar algunos ejemplos.

 



La Madonna con Santo Giovannino"pintada en el siglo 15 por un anónimo pero atribuida a la escuela de Lippi. observen las imágenes con mas detalle sobre el objeto que mira el hombre y su perro.

 

 

El primer cuadro muestra una pintura titulada "La Crucifixión" pintada en 1350. Dos objetos con figuras dentro se pueden ver en la parte superior a izq. y derecha del fresco. Se muestran dos agrandamientos de estos objetos. La pintura al fresco se localiza sobre el altar del Monasterio de Decani, en Kosovo, Yugoslavia...

 

   

 

Pintura realizada por Carlo Crivelli (1430-1495), "La Anunciación" (1486) de la Galería Nacional, Londres. Una forma discoidal de la que parte un rayo de luz hacia la cabeza de María.

 

    


Obra del artista flamenco Aert De Gelder (discípulo de Rembrandt) y se titula "El Bautismo de Cristo", pintado en 1710, se encuentra en el Fitzwilliam Museum, Cambridge. Se observa claramente un objeto con forma de disco del que parten rayos brillantes de luz sobre San Juan Bautista y Jesús. Delante del disco se ve la paloma representando el Espíritu Santo.

 

 

 

 

Este cuadro pinta a Jesús y María en lo que parece ser nubes lenticulares. La pintura se titula "El Milagro de la Nieve" y fue realizada por Masolino Da Panicale (1383-1440) y se encuentra en la iglesia de Santa María Maggiore, Florencia, Italia.

 

 

 

 

Fresco siglo 17 que representa la crucifixión de Cristo, se encuentra en la Catedral Svetishoveli en Mtskheta, Georgia. Observe los dos objetos en forma de platillo a cada lado de Cristo. ¿Qué creen que pudo inspirar a los artistas a crear estas pinturas?

 

 

 

 

REVELACIONES Y SUCESOS RELACIONADOS EN ALGUNAS APARICIONES

 

     

 

La Santísima Madre en Peñablanca, Chile:

"Se verán luces viniendo y bajando del Cielo, a preparar la segunda venida del Señor. Los ángeles bajando y preparando también el camino y al Mesías que vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos"

 

Fenómeno en el monte de las apariciones en Medjugorge:

Medjugorje, los días 18 y 19 de Junio de 1985 sobre el monte de las apariciones se manifestó en el cielo algo extraordinario que los videntes llamaron "lluvia de estrellas"

 

La Santísima Virgen a Amparo Cuevas, El Escorial, España:

"Las naves celestiales están preparadas para trasplantar  a los escogidos a la Tierra prometida. Estas naves vendrán rodeadas de luz azul como especie de una nube"... 24.02.1983

 

La Santísima Virgen a José Luis M. García, Talavera de la Reina, España:

"Muchos de vosotros no os pensasteis nunca, en que oiríais hablar a DIOS, a la Madre de DIOS, a los Ángeles, y a tantos seres que están en otros mundo pendiente de vosotros"...

 

Jesús al Papa Juan XXIII:

"Cristo me ha dicho que el misterio debe permanecer en secreto siguiendo sus planes divinos.

Habrá signos cada vez mas numerosos. Las Luces en el cielo serán rojizas, azules y verdosas, serán veloces, aumentarán... Alguien viene de lejos, quiere conocer a los hombres de la tierra.

Ya ha habido encuentros, pero quien vio realmente guardó silencio"

 

Padre Joao Cuaresma, Fátima Portugal:

En la quinta aparición de Fátima (13 de septiembre de 1917) muchas personas vieron algo raro en el aire. Entre ellas el obispo Monseñor Gois Y el sacerdote Padre Joao Cuaresma que dejó este testimonio: "Con gran asombro mío vi claramente un globo luminoso que se dirigía hacia el oeste y provenía del este, deslizándose lenta y muy estáticamente por el espacio... De repente el globo produjo una luz extraordinaria y desapareció de mi vista...».

 

Experiencia del Papa Pío XII con un fenómeno celeste.

El periodista Andrea Tornielli presenta datos inéditos sobre el fenómeno del sol que rotaba.

 

ROMA, martes 4 de noviembre de 2008 de "Il Giornale" y comisario de la muestra "Pío XII - el hombre y el pontificado (1876-1958)", que estará abierta al público desde el 4 de noviembre de 2008 al 6 de enero de 2009 en el Brazo de Carlomagno en el Vaticano, ha revelado que se han encontrado los apuntes en los que Pío XII narra que vio el sol rotar cuatro veces con ocasión de la proclamación del dogma de la Asunción.

Tornielli explicó que ha sido hallado en el archivo familiar un apunte manuscrito inédito en el que el Papa Pacelli describe el "milagro del sol", un episodio del que hasta hoy se había hablado sólo a través del testimonio indirecto del cardenal Federico Tedeschini, que lo contó durante una homilía.

 

"He visto el 'milagro del sol', esta es la pura verdad", escribió el Papa Eugenio Pacelli, refiriéndose a un fenómeno similar a cuando había sucedido en Fátima el 13 de octubre de 1917.

 

En la nota, que se puede ver en la exposición, Pacelli recuerda que en 1950, poco antes de proclamar el dogma de la Asunción (1 de noviembre), mientras paseaba en los jardines vaticanos, asistió varias veces al mismo fenómeno que se verificó en 1917, al final de las apariciones de Fátima, y lo consideró una confirmación "celeste" de cuanto estaba por realizar.

 

Pío XII escribió que eran las 4 de la tarde del 30 de octubre de 1950: durante "el habitual paseo en los jardines vaticanos, leyendo y estudiando", a la altura de la plaza de la Señora de Lourdes "hacia lo alto de la colina, en el camino de la derecha que bordea el murallón de cinta (...) me quedé impresionado por un fenómeno, que nunca hasta ahora había visto".

 

"El sol, que estaba aún bastante alto, aparecía como un "globo opaco amarillento", circundado todo alrededor por un "círculo luminoso", que sin embargo no impedía en absoluto fijar la mirada "sin recibir la más mínima molestia. Había una nubecilla ligerísima delante".

 

La nota de Pacelli continúa describiendo "el globo opaco" que "se movía hacia fuera ligeramente, sea girando, sea moviéndose de izquierda a derecha y viceversa. Pero dentro del globo se veían con toda claridad y sin interrupción fortísimos movimientos".

 

El Papa atestigua haber asistido al mismo fenómeno "el 31 de octubre y el 1 de noviembre, día de la definición del dogma de la Asunción, después otra vez el 8 de noviembre. Luego ya no más".

 

El Papa Pacelli menciona haber intentado "varias veces" en los otros días, a la misma hora y en condiciones atmosféricas similares, "haber mirado al sol para ver si aparecía el mismo fenómeno, pero en vano, no podía fijar la vista siquiera un instante, los ojos quedaban cegados".

 

El Pontífice habló de lo sucedido con algunos cardenales y unos pocos íntimos, tanto que sor Pascalina Lehnert, la religiosa gobernante del apartamento papal, declaró al respecto que "Pío XII estaba muy persuadido de la realidad del extraordinario fenómeno, al que había asistido en cuatro ocasiones".

 

Según Tornielli, existe un vínculo sólido entre la vida de Eugenio Pacelli y el misterio de la Virgen María. "Desde niño -subrayó-, Eugenio Pacelli era devoto y estaba inscrito en la Congregación de la Asunción, que tenía la capilla cerca de la Iglesia del Jesús. Una devoción que parece profética, ya que será precisamente él quien declare el dogma de la Asunción en 1950".

 

El futuro Papa celebró su primera Misa como sacerdote el 3 de abril de 1899 en el altar del icono de María "Salus Populi Romani" en la capilla Borghese de la Basílica de Santa María la Mayor.

 

"Y después - continua Tornielli - Eugenio Pacelli recibió la ordenación episcopal del Papa Benedicto XV en la capilla Sixtina el 13 de mayo de 1917, día de la primera aparición de la Virgen en Fátima".

 

En 1940, en calidad de Pontífice, reconoció definitivamente las apariciones de Fátima, y en 1942 consagró el mundo entero al Corazón Inmaculado de María.

 

Se encontró muchas veces con sor Lucía, la vidente de Fátima, y le ordenó que transcribiera los mensajes recibidos de la Virgen, convirtiéndose por tanto en el primer Pontífice en conocer aquello que durante años ha sido conocido como el tercer secreto, y que Juan Pablo II hizo publicar.

 

El 1 de noviembre de 1950, tras haber consultado a los obispos de todo el mundo, unánimemente concordes -sólo seis respuestas sobre 1.181 manifestaban alguna reserva-, con la Bula Munificentissimus Deus, Pío XII proclamó el dogma de la Asunción, como cumplimiento del dogma de la Inmaculada Concepción.